martes, 13 de junio de 2017

34 - VIA VERDE DE OJOS NEGROS (TERUEL-SAGUNTO), 149 Kms.


De éste, que hace mi número 34 (desde 1965) tengo dudas de su nombre.  Si desde el  Enlace diariosdeperegrinos.hol.es  consideran que es digno de ser incluido en su importante recopilación... desde 1139, el Codex Calixtinus de Aymeric Picaud, seguro que le aplicarán el nombre más idóneo para la historia.

Miércoles, 14 de Junio de 2017
 
1ª Etapa: PEÑISCOLA - BENICARLO - TERUEL - LA PUEBLA DE VALVERDE,  40 Kms.

A las 5,30 h. salgo de noche andando, desde mi residencia de verano,  a recorrer los 7 kms. que me separan de la Estación ferrocarril en Benicarló. Es bonito y hasta ilusionante caminar viendo el mar, el amanecer, la playa desnuda, y hasta las zonas turísticas y vips, como los arrabales con sus realidades. Las gentes que hacen deporte, los que inician la jornada laboral, los  morenos originairos de allende las fronteras y mares que ya deambulan buscando sí se qué...

5,53 h. La playa está desnuda y el tobogán espera a los niños. El peregrino disfruta caminando antes del amanecer.

Un pequeño error, me va a causar consecuencias importantes, de mucho sufrimiento físico y mental. Un alambre muy fino, casi invisible, a las 6,55 h. me corta el paso y marca bruscamente a la altura de mis  partes más sensibles, tirándome de bruces entre hierbajos pedregosos, cuando intento acortar distancias corriendo a la estación. Lo de menos va a ser el enorme moratón que me sale en la ingle y junto a los testículos, y que  podré enseñar varios días después a amigas y curiosos, comentando los chascarrillos del caminante, para su inmediato carcajeo. Pero la "cosa" no queda ahí... ni en la caída aparatosa, ni en las preguntas maliciosas de las "amigas". Cojo bien el tren de las 7,11 h. a Sagunto, tras charlar un rato breve con el Jefe de Estación, viejo conocido, que me reconoce, y que me sigue en mis "aventuras" vía estos blogs    http://peregrinopatxi.blogspot.com.es/ y http://loscaminosdeperbat.blogspot.com.es/.

6, 25 h.  La iglesia de San Bartolomé, de Benicarló, con su hexagonal erguida torre separada, da grandeza y   estilo propio al pueblo hoy de las alcachofas. Adaptadas de culturas anteriores que permanecieron centurias de años y que dieron hasta  el nombre a la villa... "hijo de Carlo"..


En Sagunto, en principio tengo más de hora y media de espera para coger otro regional a Teruel. Pero se va a convertir en casi  cinco interminables horas.  Con el retraso de casi media hora, el golpe de calor que me da en la espera, se me escapa el siguiente convoy a las  aprox. 10,25 h. Las atenciones humanas de los profesionales del recinto son las idóneas. Pero del funcionamiento en la práctica de Renfe... otra vez más, tercermundista. Siento tener que escribirlo así, pero lo vengo sufriendo demasiadas veces. Y sin entrar en más detalles, de Barracas a Teruel nos llevan en bus. A las 3 de la tarde piso Teruel, cuando el mercurio quema a 38º.


Casi cinco horas de espera en la Estacion Renfe de Sagunto. De haberlo sabido, me hubiera sobrado tiempo hasta para volver a recorrer a pie su castillo, como lo hiciera en 1974, acompañado con mi recién estrenada esposa. Este bello panel está en su estación, en azulejo de la zona. Su calidad y conservación me parecen muy buenas..
Teruel 15,02 h. 38º. Aquí y ahora empieza mi aventura de hoy, aparentemente la de verdad, tras colocar a cero el cuenta pasos de mi reloj que hoy estreno. Porque los 7 kms. del amanecer  sólo han asido un prólogo... (que a la postre, es de donde va a partir la causa de mi mayor sufrimiento).


A caminar. A buscar la Vía Verde, que pocos saben de ella y me orientan bien, y por  contra, me entretienen con vaguedades y contrapreguntas improcedentes  Una fina línea rojiza oscura se va dibujando donde termina mi pierna izquierda. No quiero mirar hasta donde se me prolonga por la derecha. Un leve pinchazo me empieza a incordiar en mi pecho derecho. Atravesar la casi más pequeña de las ciudades del planeta, con un  inesperado sol/calor abrasador y con  más de tres horas de retraso sobre mis previsiones iniciales, rompe más que un poco al más sufridor y planificador de aventuras como el que os las cuenta.

La tarde va a ser larga, inmensamente larga, casi interminable. Calculo andar unos 33 kilómetros hasta las 22,30 h. en el área de camiones turolense Javalambre, junto a la autovía... y a 3 kms.del centro del viejo pueblo  La Puebla  de Valverde. A las 23,30, sólo, medio metido en el saco por el aún agobiante calor, veo encima un cuadro azul intenso e inmenso con millones de estrellas. La constelación de la Osa Mayor, parece que me protege justo encima. El suelo está muy duro. No me puedo dar la vuelta.

A las 8,38 h, anticipaba en mi facebook... este adelanto de la jornada. Por este medio, escaparateo en la actualidad mis "aventuras"... que amplío, si las considero de algún interés, en mis diferentes blogs. 

UNA JORNADA ACTIVA DE 19 HORAS
 
De 5,30 a 7,00 h. ya camino rápido, viendo y retratando el cálido (22º) amanecer. Colores a las 6,33 h. en Benicarló.  Un tren a las 7,11 h. a Sagunto, otro a las 9,50 me dejará a las 11,56 en Teruel. A caminar de nuevo, ahora para bajar de los Montes de Teruel y la Minería de Ojos Negros... a pie, bajo el sol calentador aragonés hasta el Mediterráneo en Puerto Sagunto... reviviendo en mi imaginación aquel caballo de hierro, ferrocarril lo llamaron, que bajaba el oro negro durante más de medio siglo, no hace tantas décadas. Tres días y medio igual me bastan. La luz en junio está de mi parte. Desde mi saco, en la naturaleza, contare las estrellas... para luego explicárselo a mis jóvenes nietas.

En este Camino, encontrar agua y caminar siempre con una amplia reserva de ella, aunque sea en caldo caliente, lo considero más importante que encontrar el propio camino, que va a tener muchos cortes, y en consecuencia extravíos para mí. Al atravesar la ciudad, ya de salida, la Plaza del Torico  es ya  vieja conocida mía. Tras  beber,. mojarme la cabeza y rellenar botella, otros dos jóvenes se zambullen bastante más.

16,15 h. Sigo buscando la "vía verde". Quema el suelo.
17,10 h. Fuente Cerrada... es una referencia obligada y una necesidad perentoria para beber y cargar.



 
En la soledad, sin portear  máquinas/documentos que "te lo dicen todo", yo camino siempre haciéndole trabajar a mi cerebro, en la búsqueda, en la orientación... Por eso, en  cada pequeño objetivo conseguido, mi satisfacción
es grande. A las 18,15 y 18,25 h, retrato la llegada al encuentro con la "vía verde" y el primer kilómetro andando en ella.. Tampoco será un camino continuo ni continuado por mí. En cruceros y tramos comunes con coches y otros de dudosa y difícil continuidad, tendré buenas ocasiones para desviarme/equivocarme... y para mi desgracia, esto último bien que lo conseguiré.
 

Jueves, 16 de Junio de 2017
 
2ª Etapa : AREA CAMIONES JAVALAMBRE (LA PUEBLA) - BARRACAS (V), 55 Kms.  

Orinar desde mi "cama", suponiendo que va ser menos esfuerzo que levantarme, es una nueva prueba que nunca había practicado. Y la supero sin mojarme. Descansar tumbado de cubito supino seis horas, ya me parece suficiente. Así que me levanto de noche, me aseo, desayuno en la cafetería y a las 6,20 ya meto en  face la primera crónica del día, escueta, de mi doliente estado...
 
AYER FORCE Y SUFRI
Aposté muy fuerte por mí mismo. Los dioses no estuvieron de mi parte. De 5,30 a 23,30 h, cientos de kms. de aventuras y desventuras, esperas y desesperas, 40 a pie... los 38º de Teruel a las 15 h... no fue lo peor... Hay un golpe muscular costillar mas preocupante. Hoy, la etapa será decisiva. Salgo 6,30... calor!
 
A las 6,30 h. ya estoy andando. La Puebla, El Ventorrillo... voy por la vieja carretera nacional, totalmente vacía. Sólo aparece una patrulla de la G.C., me para, charlamos casi distendidamente... y me recomiendan que busque la "vía verde", lo que hago de inmediato metiéndome por pistas de tierra.
 
6,40 h. Dejo a mi izquierda La Puebla de Valverde. Camino por la antigua N-234, totallmente solitaria.
La Vía Verde está muy deteriorada, no es continua, todos los túneles sin luz, constantes desprendimientos de piedras, desperdigadas por el firme en su mayor parte asfaltado hace demasiadas décadas, la  información  es muy esporádica. A las 9,30 h. encuentro este "área de servicio", que será el mejor que veré en toda la tierra turolense. Hay un pozo aljibe, muy profundo, pero cerrado en su boca con reja muy tupida, que no consigo ni meter una piedrita para oír  si hay algo de agua en el fondo. Descansar aquí... más bien cansa y desanima. Así que, tras las fotos para documentar este "viaje"... marcho corriendo. Si esto no mejora, y no va a mejorar, no es prudente recomendar esta "vía", ni en bici ni andando. O la arreglan... o que la cierren.
 
Mi opinión y fotos puntuales no deben vaciar el contenido de la historia inicial de este mi nuevo reto. Os transcribo "su historia"... copiándola de los carteles informativos en los que me entretengo a descansar y culturizarme.
 
A las 21,02 h. de ayer, tocaba el techo más alto de este Camino, en el Puerto de Escandón. También para el ferrocarril minero, ideado y realizado por el prócer e industrial vasco  De la Sota fue la cota máxima a salvar. Desde 2007 a 2087 duró sus historia minera, con 205 kms. de vía, de los que unos 160 se han recuperado para vía verde. 


 
Apenas queda rastro de las antiguas estaciones, que se hicieron lejos de los pueblos, bordeándolos por donde fuera preciso para no estropear su agro productivo. En la reciente actualidad y desde hace una década, en casi toda la provincia de Teruel, el "Estado" no se ha privado de hacer movimientos de tierra de enormes dimensiones, simplemente para vías de comunicación  (férreas y asfálticas) rápidas, con lo que ya ha conseguido que Teruel no exista (todo y todos pasan de largo) El jamón de Teruel, también tiene los días contados, porque ya no queda comida ni espacio para los cerdos.
 
En Sarrión me meto al pueblo a las 10,30 h. Un municipio de unos 1000 habitantes -me dicen- no hay donde tomar un café. Hombre y mujer, de unos 75/80 toman la sombra en un viejo banco de tabla recostados a una cabaña. No hablan. Intento el diálogo. Qué difícil. Me rehúyen. El colmo de mi intrusismo parece llegarles cuando les pido permiso para  una foto. Les tengo que pedir mil perdones y escaparme lentamente. No veo más almas. Al menos la vieja fuente del pueblo, me recompensa, porque aún no ha sido "sacrificada" en aras al modernismo. En las afueras, las excavadoras revuelven muchas toneladas y hectáreas de tierras y montes. Parece como si estuvieran fabricando polvo para que invada la atmósfera. Quiero escapar rápido de aquel agobio. Lo hago por el túnel, fresco sí, pero sin luz en más de medio kilómetro. El peregrino aprende. El peregrino sufre viendo como se destruye Teruel. Desde Barracas a Teruel no funciona el tren. Dicen que están "mejorando la vía". Lo que yo veo es otra cosa.
 


 Va a haber suerte. Hoy me va a tocar comer de fundamento. Tras dos intentos fallidos en pueblos, que van a ganar si no les nombro. Porque en Teruel a veces, algunas veces, hay lugares para comer  y hasta con aire acondicionado, buena cocina y wiffi. "Son 12 euros".  Sin jugar a futurólogo... es fácil adivinar que tendrán que cerrar cuando acaben esas obras gigantes de infraestructura que generan unos cuantos puestos de trabajo.
 
La tarde, la empiezo a caminar tarde. 16,45 h. carretera a Barracas. Truena, huele a tormenta de verano. Casi la deseo, aunque ya he cargado agua en abundancia de nuevo. Serán cuatro gotas, poco antes de entrar al pueblo de destino. Son las 20,30 h. y calculo haber pasado de los 50 kms.... así a ojo de horas y cansancio. Me sigue doliendo mucho el pecho. Desde casa me riñen, con toda la razón. Esa info de las 6,20 por face... los "seguidores" me recriminan... "retírate". Pero yo, que defiendo y practico lo de que todos estamos drogados de algo, uso al pícaro que también llevo dentro  e informo  a mi conveniencia por Facebook.
 
EL DIA "MALO" YA PASO.
Entradas cortas y a horas "raras" pueden preocupar. En todo "corredor de fondo" hay un día malo... lo he dicho... es el que más te enseña.  Así que... quiero muchos más días "malos"... Hoy, ya curtido, me va todo bien! Ah... gracias/eskerrik asko... por cómo os noto que me empujáis!.
 
Verdad o... mentira necesaria?. Pues... igual de todo un poco... y para no preocupar a los me aprecian y quieren.
 
Y en el Hostal de Barracas, tras confirmarme el veterano hostelero que por aquí no pasa ni dios caminando, informo de nuevo, y esto sí es verdad cien por cien, aunque no cuento todo lo que me pasa, como la dificultad para el aseo en la veterana amplia bañera... y darme la vuelta en la cama. El pecho me sigue doliendo y va en incremento. La ilusión de haber terminado la segunda difícil y larga etapa con este "premio" de hostal, me hace crecerme. "Tengo que terminar mañana"... ahí pongo mi objetivo, minutos antes de que el sueño me lleve por fin a su mundo, a las 10,30 de la incipiente noche. En la calle llueve. Los truenos se han alejado... pero se oyen esporádicos allende otros lugares.

NOCHE EN BARRACAS (V) LLEGADA LLOVIENDO.
La meteo hoy amenazaba explotar. Poco mas que ruido.   A mí me ha dejado alcanzar el objetivo previsto. Ni rastro de peregrino andante... y eso que camino a la contra y todo el día. Pues si a mitad de junio no anda nadie... Esto de homologar Caminos... otra de tantas?

Viernes,16 de Junio de 2017

3ª Etapa: BARRACAS - SAGUNTO,  54 Kms.

Creo que es de justicia, y además es mi estilo, positivizar/agradecer a quien me trata bien en los Caminos. Al Hostal Norte, por su hospitalidad, simpatía y relación calidad-precio, les doy un "notable". Por 20 euros, dormir y desayunar en habitación individual y completa, ya firmo ahora mismo para todo el resto de mis Caminos. Sólo les falla el wiffi, pero eso ya lo tengo asumido en toda esta zona, lo que me hace perder mucho tiempo.

Andando a las 6,50 h. "Mejor que vaya por la Nacional vieja, porque la Vía Minera  (ahora en Valencia se llama así) da mucha vuelta, 10 kms. más a Segorbe". Cuando a las 8 en punto llego a El Toro y pregunto... voy mal, a la contra, camino de Teruel. Los errores, una vez más, pillados a tiempo, pueden hasta arreglarme la mañana. Porque Juanjo Lull, 24 años, el mecánico que va  a trabajar, me llevará encantado. "Te dedicaré unas líneas en mis escritos", nos despedimos en Segorbe. Es otro de los "ángeles" que encuentro en mis aventuras.
A las 18,44 h, de ayer, despido Aragón. Cambia el nombre en la C. Valenciana. Y algo la estructura. Si desandamos el camino, por la vía antaño de hierro, siempre habrá 117 kms. 
 
19,28 h. En la mejora de estructuras valencianas, poco más que esta atractiva área , que sí me tienta a quedarme a hacer noche... porque llueve un poco y amenaza hacerlo mucho más. Pero, sigo.
  

Llegar a las 8,55 h. a la Estación de Segorbe, me da la "seguridad" de que hoy termino la odisea y llego a sorprender a mi compañera, cenando  en casa con ella. Pero, cuidado peregrino, que te queda mucho camino y día por delante. No cuentes la victoria que no existe, y ni siquiera el final positivo de este reto.
 
Tras dejar atrás Segorbe, una de las autofotos me gusta. Como terapia de descanso y autoanimación, preparo y meto en mi humilde "celular" esto, para meterlo en face cuando llegue a Sagunto.

"MORALEJA TRAS MI 34 CAMINO DIFERENTE CON 38/40º EN JUNIO 2017, EN ESPAÑA.
Objetivo cumplido. Una nueva lección aprendida. Con la mano en el corazón, la sonrisa como identidad, el cerebro bien pensante y con 5 kilos efímeros/ perecederos/cambiantes en mi espalda... no ha sido un camino fácil. En este planeta, cada día se nos priva, prohibe, aleja más de lo natural, como caminar a pie grandes distancias, andar descalzo o desnudo... o simplemente beber agua de un charco...
Dejarme que siga soñando en terminar la vuelta a la Tierra andando. El que no sueña, no vive. Y no quiero ser un muerto en vida. Me revelo a que "piensen" por mí. O... ya está prohibido pensar? Pues... probaré en otro planeta!"


Luego, no la subiré hasta las 19,44 h. del sábado 17, cosas del wiffi. Tendrá una buena acogida para mis seguidores, con buenos "piropos", que ni al más humilde, que no seré yo, le disgustan.

Pero, volviendo al Camino... me queda otra jornada muy difícil, sólo aliviada porque... ya estoy cerca y el reloj me dice que hay tiempo.


Camino de estas guisas... por asfalto, arena, tierras movidas y monte de vegetación pinchante. Tras acabarse la "vía minera",  me deja tirado  sin marcar camino... una pila de kilómetros. La antigua "nacional" se corta por todas partes. Me mete en autovía, en fincas privadas, en una de naranjas que al menos me alimenta, en otra nave dentro de los enormes naranjos que me facilitan agua, encuentro  un escape de agua de no se donde que me refresca y bebo, salto vallas, el anuncio de una playa... joder pero es una urbanización en la montaña,   la odisea hasta las 19,35 h. que por fin entro en Sagunto... es de colores y de blanco y negro a la vez. En Bilbao, decimos que "es la hostia".


Y voy a terminar el reportaje de fotos con estas  de las 14,24 y de las 15,07 h. Son sólo dos momentos de los últimos kilómetros por la vía minera, cuando el sol me abrasa. Una  caseta en ruina me proporciona unos minutos de descanso en su interno frescor. Unos nísperos silvestres me proporcionan un poco de sombra y comerme media docena de sus frutos. Este es el Camino de un peregrino sufridor... que  de nuevo  conseguirá su reto, el objetivo planificado y hasta mejorarlo con creces en distancias, sufrimientos y bajando los tiempos.

En Sagunto, me toca de nuevo larga espera al Regional  a Benicarló. En el tren sigo "trabajando". Reviso la novedad que he introducido en este Camino, un reloj que me marca varias "cosas". El cuentapasos me dice que he andado 149 kilómetros. J... yo no esperaba tantos... pero tampoco esperaba perderme tantas veces... ni tanto calor... ni tanto dolor... ni tan pocas personas... ni rastro de peregrinos...

A las 22 h. el abrazo con Manoli y Dulce, que me esperan puntuales en la Estación, es como un éxtasis corto de triunfo, de felicidad, de satisfacción, de amor por lo que uno quiere. Aquella caída, a las 7 de la mañana, en este mismo lugar, dejó un buen golpe, invisible, dentro del pecho. "Desgarro muscular", diagnosticará la médica tres días después, cuando ya no aguanto el dolor. "Reposo absoluto", me ordena... y medica con fármacos. Y al atardecer, viendo el Mediterráneo y la puesta de sol, desde un Parador privilegiado, siete lunas después del golpe y cinco después del recibimiento nocturno de mi compañera de siempre... pienso en muy positivo. "Lo volvería a hacer. Seguiré. Querer es poder. Los resultados me están dando la razón".